Paciente de 60 años diagnosticada de edema óseo con artrosis y lesión subcondral en pie, entra en consulta cojeando por dolor al caminar, refiere importante aumento del dolor con el uso de calzado plano.

La paciente aporta Resonancia Magnética con el diagnóstico de Hallux Valgus que condiciona manifestaciones degenerativas artrósicas a nivel metatarso falángicas en el primer radio con importante edema óseo en cabeza metatarsiana junto a alteración quística subcondral  asociada a sesamoiditis interna del pie derecho.

Aplico 15 sesiones de terapia láser combinada bioestimulante durante 3 meses y 10 días.

Con la 1ª sesión, la paciente empieza notar mejoría con disminución del dolor; con la 2ª sesión el dolor sigue disminuyendo mientras apoya toda la planta del pie sin miedo en el apoyo; con la 3ª sesión desaparece totalmente el dolor matutino y camina sin dolor; a medida que se siguen aplicando sesiones  de fisioterapia bioestimulante, la paciente incrementa progresivamente el tiempo de caminar y el tiempo de bipedestación sin que aparezca dolor.

Desde la segunda sesión se le aconseja hacer en casa ejercicios específicos de pie muy suaves y sin ningún tipo de carga, respetando siempre la regla del no dolor.

Aunque el dolor desapareció a partir de la 3ª sesión, se le recomendó a la paciente que no hiciera ningún tipo de deporte hasta el final del tratamiento.

Al finalizar las 15 sesiones de tratamiento, se le da alta por ausencia total de sintomatología y por el desempeño normal de su vida cotidiana y su vida profesional en el sector de la educación.

Aunque la paciente no aportó Resonancia Magnética después del tratamiento para poder valorar los cambios cuantitativos y objetivos como consecuencia de la estimulación del tratamiento que tuvieron lugar en su pie derecho, 4 años después la paciente sigue sin presentar sintomatología alguna y sigue realizando tanto su vida personal como profesional sin ningún tipo de restricción.