Mujer de 65 años que acude al centro de fisioterapia por dolor en parte externa de rodilla. El dolor apareció después de un paseo a ritmo rápido, incrementándose el dolor hasta llegar a unos niveles insoportables diurnos y nocturnos, que incluso la medicación recetada por un facultativo no conseguía calmar el dolor.

La paciente acude con informe de resonancia magnética con diagnóstico de extenso edema óseo e inicio de osteonecrosis. Después de 9 sesiones, con informe diagnóstico de otra resonancia magnética, hecha después del tratamiento, ya no se observan signos de edema óseo y osteonecrosis o necrosis avascular (muerte de tejido celular óseo por falta de irrigación sanguínea) en el cóndilo femoral externo, así como tampoco se aprecia el edema previo. La reducción del dolor y la mejora funcional de la articulación, se consiguieron desde la primera sesión en una paciente, mujer, de 66 años.

En un círculo blanco se señala la zona afectada por el extenso edema ANTES del tratamiento y su estado DESPUÉS del mismo.

Osteonecrosis de rodilla